Barbaja

Cuando pienso en la flor más bonita del mundo, siempre recuerdo la pasiflora. Sus flores son solitarias, los pétalos reducidos en finas láminas de colores, y con un androceo y gineceo muy llamativo. Sin embargo, y desde hace unos días, sólo puedo pensar en la flor que os presento a continuación. Se trata de las flores de la especie de Tragopogon porrifolius L. conocida en La Mancha como barbaja. A diferencia de la pasiflora, sus flores no son solitarias; se agrupan bajo el término botánico inflorescencia compuesta en capítulo con lígulas y estambres muy llamativos. Como curiosidad, esta planta se usaba como forraje para los conejos y sus raíces se empleaban para elaborar ensaladas. Espero, que a partir de ahora, sólo penséis en estas flores.

 

Sígueme en Instagram: @60milimetros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *